Entre los mecanismos postulados a través de los cuales la carnitina mejoraría el rendimiento deportivo están: Mejora de la oxidación de las grasas, lo que se traduciría en un incremento en la disponibilidad de energía. Disminución de los niveles de lactato tras ejercicio físico intenso. Mejora de la recuperación tras el ejercicio físico intenso. Aumento de la fuerza muscular.

Mostrando todos los resultados (7)