Los suplementos de sales minerales o electrolitos son muy consumidos en deportes de resistencia de al menos 3 horas de duración. Su cometido es reponer los electrolitos perdidos durante el ejercicio a través del sudor y la orina. De esta forma se consigue solventar cualquier déficit de minerales imprescindibles para una correcta función del organismo, como por ejemplo la contracción muscular, y evitar la aparición de calambres musculares. También ayudan a mantener una hidratación adecuada, con la concentración de sales del cuerpo idónea y evitar la aparición de síntomas de deshidratación.

Mostrando el único resultado