EL ALMIDÓN Y LA INFLAMACIÓN

HOY DESDE NUTRIFROG, QUEREMOS SERVIR DE AYUDA EN LA ALIMENTACIÓN DE TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE SUFREN ENFERMEDADES INFLAMATORIAS Y AUTO-INMUNES : Artritis reumatoide.espondilitis anquilosante,lupus eritematoso,esclerosis múltiple,enfermedad de Addison, celiaquía, colon irritable.enfermedad de Crohn, gastritis, colitis ulcerosa … CON ESTE BREVE POST QUE TRATA SOBRE

EL ALMIDÓN Y LA INFLAMACIÓN

¿QUÉ ES EL ALMIDÓN?

Pertenece al grupo de los carbohidratos digestibles de la dieta habitual. En nuestra cadena alimenticia tiene una gran importancia ya que constituye una fuente importante de energía.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN?

Por una parte tiene una función de energía celular, una vez se convierte en azúcar simple (glucosa) para ser utilizada por las células. Otra funciones de los azúcares es regular el metabolismo de la grasas y cumplir con los procesos de desintoxicación hepática.


LA DIETA SIN ALMIDÓN

La Dieta sin Almidón o dieta de Londres fue promovida por el inmunólogo londinense Alan Ebringer.

Inicialmente se desarrolló para tratar la Espondilitis Anquilosante. Posteriormente y por sus resultados y estudios ha sido y es aplicada en numerosas enfermedades sobre todo las autoinmunes y aquellas que cursan con dolor, inflamación y otros síntomas.

La dieta sin almidón elimina todos aquellos alimentos que posean este polisacárido.

Cabe diferenciar:

-Los monosacáridos los cuales no producen ningún mal: la glucosa , la fructosa y la galactosa de la leche.
-Los disacáridos con los que debemos tener más cuidado: como la sacarosa (azúcar, tanto blanco como moreno), la lactosa de la leche y la maltosa. Y
-Los polisacáridos: el almidón. Este es el que debemos eliminar en estos casos puntuales.

ALGUNOS ALIMENTOS RICOS EN ALMIDÓN

El almidón se encuentra en la mayoría de los vegetales, también en granos, frutos y tubérculos.

• Cereales: Trigo, maíz, avena, centeno, y sus derivados como harinas, panes y pastas (blanca e integral),germen de trigo, soja.

• Arroces: tanto integral como blanco.

• Panes: integral, con semillas, pan de pita, blanco, con fibra añadida.

• Vegetales: patatas, frijoles, habas de soja, garbanzos, lentejas, guisante (menor cantidad).

• Alimentos con almidones modificado: Batidos y repostería, dulces, Rellenos, saborizantes, bebidas gaseosas, salsas y espesantes, sopas preparadas, coberturas para ensaladas, derivados lácteos, empanados.

¿CUÁNDO SE RECOMIENDA UNA DIETA POBRE EN ALMIDÓN?

En algunas enfermedades inflamatorias y auto-inmunes.

• Poliartritis reumatoide.
• Espondilitis anquilosante.
• Reumatismo psorisiasico.
• Artritis crónica juvenil poliarticular y oligoarticular.
• Lupus eritematoso diseminado.
• Esclerosis múltiple.
• Artritis reumatoide.
• Enfermedad de Addison.
• Celiaquía.
• Colon irritable.
• Enfermedad de Crohn.
• Gastritis.
• Colitis ulcerosa.
• Sobrepeso.

¿POR QUÉ PUEDE PERJUDICAR EL ALMIDÓN?

• La falta de enzimas por una parte, necesarias para su hidrólisis y poder ser digerido. Las enzimas como la amilasa, presente en la saliva e intestinos, son necesarias para este proceso.
• Su difícil digestión, ya que el almidón crudo no se digiere. Se aconseja su previo tostado y cocción correcta.
• Y el más importante, al que hace referencia el Dr. Jean Seignalet, sería la impermeabilidad del intestino. La acumulando toxinas en el medio extracelular produce intoxicaciones. Es el origen de muchas enfermedades autoinmunes e inflamatorias.