ESCUCHAS A TU CUERPO CUANDO TE GRITA….BASTA!!???

El cuerpo humano es una máquina increíble: una de las funciones más importantes es su capacidad para regular sus propios niveles de acidez en un grado muy fino mediante el ajuste constante de procesos como la función respiratoria y renal.

Los alimentos que comemos juegan un papel fundamental en el aumento o la disminución del pH del cuerpo.

Un cuerpo ácido es un imán para las enfermedades, afecciones como el cáncer y el envejecimiento. Comer más alimentos alcalinos ayuda a cambiar el pH del cuerpo y oxigena el sistema, mantener su cuerpo sano y que funcione correctamente, previene del cáncer, y de muchas otras enfermedades.

PERO… ¿ QUÉ ES REALMENTE EL PH?

pH, o “potencial de hidrógeno”, es una medida de la concentración de iones de hidrógeno, es decir una medida de la acidez o alcalinidad de una solución.

La alcalinidad se expresa como un número de pH, en una escala de 0 a 14.

Cuando una solución es ALCALINA, significa que tiene la capacidad de neutralizar los ácidos. Una sustancia con el nivel de pH entre 7 y 14 es alcalina. Cuanto más cerca esté una sustancia a un pH de 14, más alcalina es.

Un pH 7 es NEUTRO, ni ácido ni alcalino.

Un pH es ÁCIDO cuando es inferior a 7. Una dieta muy ácida puede cambiar los niveles de pH hasta cierto punto, ya que nuestro cuerpo lucha continuamente por compensar el nivel de pH ácido mediante la utilización de minerales alcalinos que ha almacenado ( sobre todo calcio en los huesos)dando como resultados descalcificaciones, osteoporosis etc.
Si la dieta no contiene suficientes minerales para compensar, se producirá una acumulación de ácidos en las células, privándolas de oxígeno ( lo que conocemos como cáncer)

Un pH ácido puede ocurrir por el estrés emocional, sobrecarga de toxinas derivadas de los alimentos, las reacciones inmunes o cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes, lo que llevará al organismo a:

  • Disminuir su capacidad para absorber minerales y otros nutrientes
  • Disminuir la producción de energía en las células
  • Disminuir su capacidad para reparar las células dañadas
  • Disminuir su capacidad de desintoxicar los metales pesado
  • Permitir que las células tumorales crezcan y proliferen, haciéndolo más susceptibles a la fatiga y la enfermedad.

Nuestra pH en la sangre tiene una gama muy estrecha de alrededor de 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo se desvía de esta gama, enfermará o comenzará a mostrar síntomas de enfermedad. .

¿ HACIA QUÉ PH SE INCLINA LA DIETA ACTUAL?

La dieta actual es rica en productos ácidos como las carnes, quesos, cereales y alcohol y por lo general muy baja en alimentos alcalinos como los vegetales verdes, frutas, especias y probióticos.

Además, nos hemos convertido en una sociedad que está literalmente consumada con jarabe de maíz alto en fructosa, harinas refinadas, café, cigarrillos, productos farmacéuticos y los edulcorantes artificiales – de los cuales todos son muy ácidos en el cuerpo humano.

Una de las maneras más fáciles y rápidas para ayudar a corregir un nivel ácido de pH es controlando la dieta y el estilo de vida.

Para mantener la salud, la dieta debe consistir de un 60% de alimentos de formación alcalinos y el 40% en alimentos ácidos. Para restaurar la salud, la dieta debe consistir de un 80% de alimentos de formación alcalinos y el 20% de alimentos ácidos.